Inventos Famosos Creados por Niños

La mente infantil también tiene grandes ideas

🥽

Hay niños muy inteligentes que son capaces de inventar cosas muy interesantes. Te sorprenderá saber que algunas de las cosas que usas a diario fueron inventadas por niños de tu misma edad.

Desde los polos hasta las orejeras, los niños han inventado cosas divertidas y útiles a lo largo de la historia. Hemos reunido 6 cosas realmente geniales para que los veas y te inspires en ellos... ¡quizás te hagan inventar algo increíble a ti también!

1. El Braille

Braille - Flaticon

El sistema de lectura para invidentes basado en puntos en relieve llamado Braille, lleva el nombre de Louis Braille. Nació en Francia en 1809 y perdió la vista cuando sólo tenía 3 años.

Mientras asistía al Instituto Nacional de la Juventud Ciega de París, experimentó con diferentes formas de leer utilizando sólo el tacto. Modificó un código militar que se utilizaba para leer mensajes en el campo de batalla en la oscuridad y pasó a inventar el Braille, haciendo posible que las personas con ciertos tipos de problemas en la vista pudieran leer. Sólo tenía 15 años.

2. Las Orejeras

Orejeras - Flaticon

Se podría pensar que hemos tenido orejeras desde hace mucho tiempo, teniendo en cuenta que las orejas frías han existido tanto tiempo como el clima invernal. Pero no fue hasta finales del siglo XIX cuando Chester Greenwood, un joven de 15 años de Maine, se hartó del frío, hizo un lazo de alambre y le pidió a su abuela que cosiera pieles en los extremos y así nació lo que hoy conocemos como orejeras.

Sus Greenwood's Champion Ear Protectors, como se llamaron originalmente, llegaron a servir para mantener calientes las orejas de los soldados estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial.

3. Los Polos

Polos - Flaticon

En el calor del verano, pocas cosas refrescan mejor que un sabroso polo frío. Este dulce invento existe desde 1905, cuando Frank Epperson, de 11 años de edad, dejó una mezcla de bebida en polvo, agua y una varilla para remover en su frío porche durante la noche.

El resultado congelado que se encontró por la mañana se llamaría Epsicle, pero más tarde sus hijos lo cambiaron hasta acabar conociéndose como Popsicle (que es como se le dice hoy en día en inglés). En el español recibe muchos nombres, siendo el más común polo, seguramente en referencia a los helados polos de la Tierra.

4. El Trampolín

Trampolín - Flaticon

Sube y baja, sube y baja, sube y baja: ¡es tan divertido saltar en una cama elástica! Existen desde 1930, cuando el gimnasta George Nissen, de 16 años, tuvo una genial idea mientras veía las redes utilizadas en los espectáculos de cuerda floja de los circos.

Juntó una estructura de acero, una lona y creó la primera "plataforma de rebote". No es que fuese un nombre muy inspirador, pero varios años después, cuando George escuchó la palabra española "trampolín", decidió cambiar el nombre de su invento por “trampoline” que es como se conoce en inglés.

5. El Camión de juguete

Camión de Juguete - Flaticon

A la mayoría de los niños pequeños les encanta jugar con camiones de juguete, así que no es de extrañar que fuera un niño de 6 años quien los inventara. En 1963, Robert Patch dibujó un boceto de su camión de juguete ideal: uno que pudiera desmontarse y volverse a montar fácilmente y que pudiera transformarse en otros vehículos.

Incluso a su corta edad, consiguió una patente para su idea y terminó creando el primer camión de juguete convertible.

6. La Moto de nieve

Moto de Nieve - Flaticon

Cuando una se imagina viajar por un paisaje helado, puede venir a la mente una moto de nieve. Eso es exactamente lo que pensaba el niño franco-canadiense de 15 años Joseph-Armand Bombardier en 1922.

Mientras estaba jugueteando con el viejo motor del Ford Modelo T de su padre pensó: "¡Eh, debería acoplarlo a un trineo y ver si puedo avanzar por la nieve!". Mientras su hermano dirigía, él tomó el control del motor y la primera máquina de nieve con motor cobró vida.

Cosas que puedes aprender de estos niños

La inspiración para crear un invento siempre surge de la necesidad de crear, de resolver un problema o simplemente de darse cuenta de la importancia de algo que nos haya pasado.

Imaginar, construir y probar son los fundamentos de los mejores inventos. Algunos nacen de la casualidad, otros de ser capaces de ver una oportunidad, pero todos salen de la imaginación. La mayor y mejor herramienta de la humanidad.