Biografía de Nicolás Copérnico
para niños

☀️

A mediados del siglo XVI, este astrónomo polaco, a partir de sus observaciones, desarrolló una nueva forma de ver el sistema solar con el Sol como centro. Sus ideas le dieron un giro completo a la astronomía y puso en marcha una revolución científica.

Retrato de Nicolás Copérnico

Un hombre del Renacimiento

¿Has oído alguna vez la expresión "hombre del Renacimiento"? Se empezó a usar por primera vez a principios del siglo XX, la frase describe a una persona bien educada que sobresale en una amplia variedad de temas o campos. El Renacimiento es el nombre de un período de la historia europea cuando el continente salió de la "Edad Media" con un gran interés por las artes y las ciencias.

Nicolás Copérnico cumplió el ideal del Renacimiento. Se convirtió en matemático, astrónomo, jurista eclesiástico (estudioso de las leyes de la iglesia), médico, traductor, artista, sacerdote católico, gobernador, diplomático y economista. Hablaba alemán, polaco y latín, y entendía el griego y el italiano.

Familia y estudios

Copérnico nació el 19 de febrero de 1.473 en Torun, en el centro aproximado de lo que hoy es Polonia. Su padre, llamado Nicolaus Koppernigk, era un comerciante de cobre de Cracovia, y su madre, Barbara Watzenrode, era la hija de un rico comerciante de Torun.

Nicolás era el menor de cuatro hijos; tenía un hermano y dos hermanas. Su padre murió cuando él tenía 10 años y su madre más o menos al mismo tiempo. El hermano de su madre se hizo cargo de todos los hijos y aseguró el futuro de cada uno de ellos.

Su tío, Lucas Watzenrode, era un hombre rico y poderoso en Warmia, una pequeña provincia del noreste de Polonia de la que llegó a hacerse gobernante cuando Copérnico tenía 16 años. Tres años después enviaría a sus dos sobrinos a la Universidad de Cracovia, donde Copérnico estudió de 1.492 a 1.496.

Estaba en su primer año en la universidad cuando Colón navegó a un continente que entonces era desconocido en Europa. Copérnico cambió su apellido, Koppernigk, a su versión en latín mientras estaba en la universidad, ya que los estudiosos usaban el latín como su lengua común.

Estudió matemáticas y astronomía griega e islámica. Después de estudiar en Cracovia, el tío de Copérnico lo envió a Italia, donde estudió derecho en la Universidad de Bolonia durante cuatro años, y luego medicina en la Universidad de Padua durante dos años. Estas fueron dos de las primeras y mejores universidades europeas y para llegar a ellas, Copérnico tuvo que viajar dos meses a pie y a caballo.

En estas universidades, Copérnico comenzó a desconfiar de lo que le enseñaban. Veía fallos en los modelos clásicos que explicaban el movimiento de los astros.

Pintura de Copérnico trabajando en su teoría

Su vida en la Iglesia

Cuando terminó sus estudios, regreso con su tío en 1.503, ya con 30 años, y trabajó como secretario y médico. Su trabajo le daba tiempo para continuar sus observaciones de los cielos.

En 1.510 su tío le consigue un puesto en la Iglesia en la gestión de la catedral de la ciudad. Continuó trabajando dentro de la comunidad religiosa durante toda su vida aunque también realizó trabajos fuera de ella.

Para 1.514 escribe un breve documento que enseñó a otros amigos astrónomos. Este informe, llamado el Pequeño Comentario, exponía su teoría heliocéntrica en el que los planetas giran alrededor del Sol. Se saltó toda la parte de las matemáticas, pero afirmó con confianza que la Tierra giraba sobre su eje y orbitaba alrededor del Sol.

Hay datos que apuntan a que se enamoró de una mujer, Anna Schilling, y que tuvo que mantener su amor en secreto para no ir en contra de las normas de la iglesia. Los rumores de su relación le provocaron algún que otro problema. Se las arreglaron para seguir viéndose, aunque no viviendo juntos, hasta mucho más tarde cuando se mudó a la ciudad de Gdansk.

Una teoría heliocéntrica

Para 1.532 Copérnico había completado la mayor parte de un detallado libro de astronomía en el que había estado trabajando durante 16 años. Se había resistido a publicarlo por temor a los problemas que podría traerle y por la esperanza de conseguir más datos que apoyasen sus ideas.

Finalmente, en 1.541, Copérnico, con 68 años, aceptó publicarlo gracias al apoyo de un amigo matemático, Georg Rheticus que era profesor en una universidad en Alemania. Copérnico le dio a su obra maestra el título en latín De Revolutionibus Orbium Coelestium (Sobre las Revoluciones de las Esferas Celestes).

En esta obra, Copérnico comienza describiendo la forma del Universo. Da un diagrama para ayudar al lector. En el diagrama muestra el círculo exterior que contenía todas las estrellas fijas, que estaban mucho más lejos de lo que se creía.

Dentro de las estrellas fijas estaban Saturno, luego Júpiter y Marte, luego la Tierra, Venus y Mercurio, todas en órbitas circulares alrededor del Sol en el centro. Calculó el tiempo necesario para que cada planeta completara su órbita y sus cálculos resultaron ser bastante exactos.

Diagrama original de su libro Sobre las Revoluciones de las Esferas Celestes

La teoría de Copérnico se puede resumir así:

  1. El centro de la Tierra no es el centro del Universo, sólo de la gravedad de la Tierra y de la esfera lunar.
  2. El Sol está fijo y todas las demás esferas giran alrededor del Sol. (Copérnico creía que los planetas y sus órbitas era perfectamente circulares. El astrónomo alemán Johannes Kepler demostró en 1.609 que realmente son ovaladas).
  3. La Tierra tiene más de un movimiento: uno girando sobre su eje y otro moviéndose en una órbita circular alrededor del Sol.
  4. Las estrellas están fijas pero parecen moverse debido al movimiento de la Tierra.

La muerte y el legado

La leyenda dice que Copérnico estaba gravemente enfermo cuando su gran obra fue publicada, y que despertó de un coma provocado por un derrame cerebral para ver la primera copia de su libro. Al sentir que había conseguido al fin publicarlo, cerró los ojos y murió en paz, el 24 de mayo de 1.543.

La Iglesia Católica Romana tardó 70 años en tomar una decisión sobre su obra. En 1.616 se prohibió su libro y cualquier trabajo que defendiera el movimiento de la Tierra. En 1.633 Galileo Galilei fue juzgado por herejía por defender las ideas de Copérnico.

El punto de vista heliocéntrico no sería aceptado hasta que Isaac Newton, en 1.687, desarrolló la Ley de la Gravedad Universal. Esta ley explicaba cómo la gravedad causaría que los planetas orbitasen alrededor del Sol y por qué las pequeñas lunas alrededor de Júpiter y la Tierra giraban alrededor de sus planetas.

Si te ha gustado este artículo quizás puedan interesarte también estos: