Manzanas Podridas

¿Qué convierte una manzana sana en una podrida?

🍏

Objetivos

Acelerar o retrasar los procesos de descomposición naturales. Investigar qué medios pueden ayudarnos a conservar la comida durante más tiempo. Comprender un concepto fundamental del método científico.

Manzanas Podridas: comprendiendo el proceso de descomposición

Materiales

  • 1 manzana cortada en 4 piezas iguales
  • 4 tarros de conserva
  • Vinagre
  • Agua salada
  • Zumo de limón

Instrucciones Paso a Paso

🥼
Manzana podrida en la rama de un manzano
Cortesía de Munki
  1. Limpia la manzana con agua caliente y sécala frotándola con un paño de papel para retirar la cera de la piel.
  2. Córtala en cuatro trozos. Pide la ayuda de un adulto si no es algo que suelas hacer.
  3. Pon un trozo de manzana en el interior de cada recipiente.
  4. Llena cada frasco hasta la mitad con uno de los líquidos. Asegúrate de que el trozo de manzana esté totalmente cubierto por el líquido. La cuarta manzana y el contenedor serán tu grupo de control, así que no eches nada a ese. No cierres la tapa de ninguno.
  5. Etiqueta cada frasco, con el líquido que contiene.
  6. Mantenga los frascos en un área fresca durante una semana.
  7. Observa las manzanas para ver si están podridas, tienen moho o cualquier otro cambio.

¿Qué es un grupo de control?

Un grupo de control es un concepto fundamental para la experimentación científica. Cuando se realiza un ensayo que implica probar distintos efectos sobre alguna cosa, siempre se deja un grupo de los sujetos de las pruebas sin alterar para comparar resultados.

Esto es algo habitual en medicina, donde para probar la efectividad de un medicamento se les da el medicamento experimental a un grupo de personas, mientras que a otro se les da una sustancia que no hace nada (lo que se conoce como placebo). Cuando el ensayo termina se pueden comparar resultados y ver si el medicamento es efectivo o si ha causado algún efecto secundario.

Cómo Funciona y su Explicación

⚗️
Doctor Albert te explica

El Doctor Albert te explica:

A las bacterias les encanta crecer en cosas como la fruta. Cuando pones fruta en el frigorífico, la temperatura fría retrasa el proceso. Sin embargo, en este experimento la fruta se deja a temperatura ambiente.

La sal es un conservante natural porque deshidrata el agua de la manzana, reduciendo el área donde las bacterias pueden crecer y desarrollarse. Por otro lado, el zumo de limón es el lugar de juego perfecto para las bacterias debido a su contenido en azúcar.

Experimentos Extra

👩🏽‍🔬

Advertencia

Si vas a cortar la manzana tú mismo/a y no es algo que suelas hacer, pide la ayuda de un adulto. Si lo haces, intenta tener cuidado de no cortarte.

Fuente: ⚓ Science Fun For Everyone

Si te ha gustado este experimento quizás puedan interesarte también estos: