Método Científico para Niños

Aprende de forma sencilla su importancia y en qué consiste

📰

El método científico se define como un método de investigación en el que se identifica un problema, se recogen los datos pertinentes, se formula una hipótesis a partir de estos datos y se comprueba empíricamente la hipótesis.

¿Te sigue resultando complicado de entender? Continúa leyendo para comprender mejor qué significa y en qué consiste.

¿Qué es el Método Científico?

🥼
El método científico explicado para niños - E Swamy | Pixabay

En términos sencillos, el método científico es la forma en la que los científicos estudian y aprenden cosas. No importa lo que el científico esté tratando de aprender, el uso del método científico puede ayudarles a encontrar una respuesta.

Lo primero que hay que hacer con el método científico es plantear una pregunta. ¡Después de todo, no se puede encontrar la respuesta hasta que no se conoce la pregunta!

Luego hay que observar y reunir información para llegar a una suposición (o a más de una) llamada hipótesis, que sirva para ofrecer una respuesta.

Lo siguiente sería realizar los experimentos oportunos para saber si la suposición es correcta. A medida que se realizan los experimentos se puede cambiar la suposición o hipótesis para que se ajuste a los resultados. La clave de los buenos experimentos es cambiar sólo una cosa, o variable, a la vez. De esta manera puedes comprobar tus resultados y saber qué has cambiado que haya afectado a la respuesta.

Finalmente, después de hacer todas las pruebas que se te ocurran, presentas tu respuesta final.

Al pasar por este proceso, los científicos tienen una forma de verificar sus conjeturas y de comprobarse mutuamente. Otro científico puede echar un vistazo a sus pruebas y añadir algunas más y continuar refinando su respuesta a la pregunta.

Pasos del método científico explicados y con un ejemplo

Como se ha descrito anteriormente, hay ciertos pasos que se dan cuando se utiliza el método científico. Aquí hay un ejemplo de los pasos:

  1. Hacer una pregunta: Como por ejemplo, ¿necesitan las plantas agua?
  2. Reunir información y observar (investigación): Miro dónde viven las pantas y si el suelo está húmedo. Sé que hay plantas que viven en el agua o cerca de ella pero también en zonas secas.
  3. Realizar una hipótesis (adivina la respuesta): Creo que sí, las plantas necesitan agua aunque sea muy poca.
  4. Experimentar y probar la hipótesis: Voy a dejar una planta sin regar.
  5. Analizar los resultados de las pruebas: Veo que mi planta se está secando y muriendo.
  6. Presentar una conclusión: La falta de agua parece estar matando a mi planta por lo que parece que el agua es indispensable para ella.

Historia del método científico

El método científico no fue inventado por una persona, sino que fue desarrollado por diferentes científicos y filósofos a lo largo de los años. Aunque pueda parecer algo bastante simple y básico, existen largos trabajos científicos escritos sobre el método y científicos que no están de acuerdo en la mejor manera de implementarlo.

Francis Bacon, René Descartes e Isaac Newton contribuyeron al desarrollo del método científico como una buena forma de aprender sobre la naturaleza y la ciencia. Escribieron artículos y discutieron cómo el uso de experimentos y el cambio de variables pueden ayudar a determinar si una suposición (o hipótesis) es correcta.

¿Por qué es importante el método científico?

El método científico es la piedra angular de la ciencia moderna. Sin un método formal para determinar las preguntas y sus respuestas, no tendríamos la ciencia o el conocimiento que tenemos hoy en día.

El método científico trata de minimizar la influencia de los prejuicios del experimentador. Incluso los científicos mejor intencionados no pueden escapar del prejuicio. Ahí entra el método científico para evitarlo. Proporciona un enfoque objetivo y estandarizado para llevar a cabo los experimentos y, al hacerlo, mejorar sus resultados.

Fuente: ⚓ Ducksters.com