Céntimos Brillantes

La oxidación hace maravillas. Deja tus viejas monedas como nuevas con este increíble método.

🧐

Objetivos

Aprenderemos nuevos conceptos sobre uno de los procesos químicos más comunes, la oxidación. Descubre con nosotros una excelente y sencilla forma de limpiar monedas.

Céntimos Brillantes: limpiar monedas con zumo de limón

Materiales

  • Zumo de limón (o vinagre)
  • Céntimos sucios
  • Una taza
  • Servilleta de papel
  • Salsa para tacos o kétchup (opcional)

Instrucciones Paso a Paso

🥼
  1. Pon una moneda sucia de 1, 2 o 5 céntimos en la taza y cúbrela con zumo de limón.
  2. Espera unos cinco minutos, luego saca el céntimo y límpialo con una servilleta de papel.
  3. Prueba el kétchup o la salsa para tacos para ver cuál funciona mejor.

Si no tienes tanta cantidad de zumo de limón para todas tus monedas, o simplemente no hay ni un sólo limón en toda tu casa, puedes usar vinagre en su lugar. El olor no será tan agradable pero oye, al menos podrás realizar el experimento.

Cómo Funciona y su Explicación

⚗️
Doctor Albert te explica

El Doctor Albert te explica:

Las monedas de céntimos están hechos de un metal llamado cobre que es el que les da ese color tan característico marrón anaranjado. Cuando está expuesto al aire, el cobre se mezcla con el oxígeno, el mismo gas que respiramos. Esto causa un proceso conocido como oxidación (el mismo que le ocurre al hierro) y hace que el céntimo se ponga sucio.

El zumo de limón es ácido que elimina el color sucio y el óxido. Así que después de frotarlo, ¡podemos volver a tener una moneda limpia y brillante de nuevo! Sin duda este experimento es ideal para los coleccionistas de monedas.

¿Qué es la Oxidación?

⚛️

La oxidación es cualquier reacción química que implique el movimiento de electrones. De forma más sencilla, significa que la sustancia que desprende electrones se oxida. Normalmente, se trata de una reacción entre el oxígeno y una sustancia como el hierro.

Cuando el hierro reacciona con el oxígeno forma una sustancia química llamada óxido que se llama así porque se ha oxidado (es decir, el hierro ha perdido algunos electrones) y el oxígeno se ha reducido (el oxígeno ha ganado algunos electrones).

La fórmula de la oxidación es: 4Fe + 3O2 → 2Fe2O3 xH2O→Fe2O3.x H2O

La oxidación es lo opuesto a la reducción. Una reducción-reacción siempre viene acompañada de una oxidación-reacción. La oxidación y la reducción juntas se denominan redox (reducción y oxidación). El oxígeno no tiene que estar presente en una reacción para que sea una reacción redox.

La oxidación es la pérdida de electrones. En términos de transferencia de oxígeno, la oxidación puede definirse como el proceso químico en el que una sustancia gana oxígeno o pierde electrones e hidrógeno.

Cuando uno de los reactivos es el oxígeno, entonces la oxidación es la ganancia de oxígeno. La reducción es una pérdida de oxígeno. Por ejemplo:

Fe2O3 + 3CO → 2Fe + 3CO2

Tanto la reducción como la oxidación se producen al mismo tiempo, lo que es una reacción redox. La pérdida de átomos de hidrógeno y la ganancia de átomos de oxígeno se conoce como oxidación. La ganancia de átomos de hidrógeno y la pérdida de átomos de oxígeno se conoce como reducción. La oxidación es la ganancia de átomos de oxígeno y la reducción es la ganancia de átomos de hidrógeno.

Experimentos Extra

👩🏽‍🔬

Fuente: ⚓ Science Fun For Everyone

Si te ha gustado este experimento quizás puedan interesarte también estos: