Cómo Hacer Cristales de Azúcar

Aprende a crear caramelos de divertidos colores.

🍬

Objetivos

Preparar un hermoso y sabroso caramelo a la vez que aprendemos el proceso de hacer cristales de azúcar. Además comprenderemos la importancia de tener paciencia para conseguir los mejores resultados. En esta actividad tratarás algunos temas muy apasionantes de la química como son la cristalización y las disoluciones.

Cómo hacer cristales de azúcar

Materiales

  • Un pedazo de cordel de unos 15 centímetros (los cordeles delgados de algodón como los de yoyó o cometa funcionan muy bien).
  • Un lápiz o un palito de helado.
  • Un clip (o una cuenta grande de esas usadas para hacer pulseras que sirva de peso)
  • Una taza de agua.
  • Dos tazas de azúcar (del mismo tamaño que el agua).
  • Un frasco de vidrio (los tarros de conservas funcionan muy bien).

Instrucciones Paso a Paso

🥼
Bastones de cristal de caramelo
Cortesía de mrsiraphol - Freepik
  1. Ata un extremo del cordel al centro de un palo de helado o lápiz.
  2. Ata el otro extremo alrededor de la cuenta o del clip.
  3. Luego, coloca el palo de helado o lápiz sobre la parte superior del frasco de modo que el hilo cuelgue en el centro del frasco. Asegúrate de que no esté tocando el fondo del frasco, pero sí déjalo que esté cerca. También asegúrate de que no esté tocando las paredes del tarro. Si cuelga demasiado y toca el fondo, sólo tienes que enrollar el cordel alrededor del lápiz unas cuantas veces para acortarlo. El cordel actuará como el andamio sobre el que crecerá el cristal. Ahora que la cuerda y el lápiz ya están preparados, sácalos del tarro y ponlos aparte.
  4. La parte siguiente requiere agua muy caliente, así que por favor pide la ayuda de un adulto (si no tienes edad o permiso).
  5. Vierte el agua en una olla y llévala a ebullición.
  6. Agrega 1/4 taza de azúcar al agua hirviendo y remueve hasta que se disuelva.
  7. Repite este paso hasta que todo el azúcar se haya disuelto. Esto llevará un poco de tiempo y paciencia, y cada vez que vayas añadiendo más azúcar, tardará más tiempo que el azúcar se disuelva. Asegúrate de no rendirte demasiado pronto y no dejes de remover hasta ver desaparecer el último grano de azúcar. Si lo consigues estarás haciendo lo que en química se llama una "disolución sobresaturada" o “sobresaturación”.
  8. Pídele a tu ayudante adulto que vierta cuidadosamente la solución de azúcar caliente en el frasco y lo llene casi por completo hasta el tope. Continúa colocando el lápiz o el palo en la parte superior con la cuenta o el clip dentro del tarro, tal y como lo hiciste antes. Después, deja que el tarro se enfríe antes de cogerlo y colocarlo en un lugar donde no moleste y avisa a todo el mundo de que no lo mueva.
  9. Ahora viene la parte más aburrida: toca esperar. Revísalo todos los días para ver cómo empiezan a crecer los cristales, pero ten mucho cuidado de no moverlo. Cuanto más esperes, más grande será. También puedes colocar un filtro de café o una servilleta de papel sobre el tarro para que no se caiga nada dentro.

Cómo Funciona y su Explicación

⚗️
Doctor Albert te explica

El Doctor Albert te explica:

Al mezclar el agua y el azúcar en esa proporción se obtiene una sobresaturación (o disolución subresaturada). Esto significa que el agua sólo puede contener esa cantidad de azúcar porque ambos están muy calientes. A medida que el agua se enfría, el azúcar "sale" de la solución y vuelve a formar cristales de azúcar en la cuerda. El cordel y el clip actúan como los "cimientos" sobre los que comienzan a crecer los cristales. ¡Con un poco de suerte y paciencia tendrás un sabroso placer científico! ¡Que lo disfrutes!

Consejo

Si echas de 3 a 7 gotas de colorante alimentario al agua del tarro, obtendrás unos increíbles cristales de colores. Si después de hacer tu caramelo pretendes comértelo o probarlo es conveniente que sigas el consejo de poner una servilleta sobre la boca del tarro.

Si te ha gustado este experimento quizás puedan interesarte también estos: